Nancys Rubias

NANCYS RUBIAS

“AHORA O NUNCA”

Por Fabio Mcnarama

Son las 5 de la tarde y tengo un cabreo formidable porque he estado en SEPHORA, me he gastado 2.000 Euros en cosmética y perfumes de alta gama, me han dado un montón de muestras y me las he dejado en un taxi. Estoy negra. Para calmarme voy a darme un baño de lujo mientras escucho el último disco de Las Nancys Rubias.

Y la chusma se preguntará: ¿Quiénes son Las Nancys Rubias?. Y el oráculo responde: Son Las New York Dolls madrileñas, las Sigue Sigue Sputnick del barrio Salamanca, las fuman-chu del glam-rock, las ayatohlas del rock and roll, terroristas del star system formadas por una tiparraca, una bicharraca, una pajarraca y una lagarta. Cuatro autenticas zorras con estilo, allure y charme abundantes a partes iguales; falsas las que más y divinas las que más. Tan falsas y divinas que debajo de las lycras y las charoles, llevan todas un cilicio que las dota de actitud, mortifica y vivifica a la vez y las hace comportarse y moverse en el escenario con todo el descaro de unas auténticas divas y de unas auténticas rock star zorras…

No saben tocar, pero saben criticar, copiar y disimular. Pero lo que mejor se las da es triunfar y gastar porque sobre todo son divinas. yonquis del lujo, adictas a la cosmética de luxury y las cremas de 200 Euros. Su hobby favorito, gastar y gastar.

Esnifan laca y esmalte de uñas, se inyectan botox en la cara y en la vena; salidas del arroyo han llegado a lo más alto, subidas en zapatos de tacón de 18 centímetros de Christian Louboutin.

Ellas pueden con todo, pero nadie puede con ellas; Estuvieron en la cárcel en Hong-Kong por tráfico de bolsos de Hermes falsos. Sobornan a la policía para que las detenga y las pegue un palizón, sobornan a la prensa para que las critiquen y para que las ensalcen y las hundan a la vez. ¡Viven del escándalo!. Del escándalo y la contradicción

Son cultas, pero respondonas. Nunca cierran el pico y no saben lo que es estar calladas. Odian la discreción; las encanta robar plano y también saben robar bolsos, y se lo pasan todo por la brinca, porque ellas pueden y porque tienen todas una talla 36.
Su meta en la vida es ser rica y famosa y no llegar jamás a la talla 38.

Venidas del Planeta Roxy-Foxy, donde todas llevan el pelo cardado, andan perdidas montadas en un cohete con destino a Nancylandia, lanzado por la NASA.

En el escenario nadie las supera, nadie las hace sombra, nadie las deslumbra.
La cantante es una top model, cuyo descaro y estilo nunca han sido superados.
¿Quién como ella o él, puede llevar esos tacones y esos cardados?, que recuerdan a The Cramps, Wayne County, David Johansen y Dolores Vargas la Terremoto juntos.

Y ¿qué decir de la guitarrista?. Otra New York Doll, otra Silvyan Silvyan; Tanto a la una como a la otra se ve claramente, que la una no lleva bragas y que las de la otra, siempre tienen que ser robadas a algún chulo porque ella es fetichista.

No se levantan de la cama por menos de 300 Euros y su inclinación sexual es un misterio… No son ni heterosexuales, ni bisexuales. Son trisexuales, sobre todo cuando lucen en triquini en Marina D´or; Donde se pasean de incógnito, ataviadas con el traje típico regional de Castellón por sobre encima del triquini.

Pioneras del savoire faire y forjadoras del mito y la leyenda de que es preferible estar muerta a contraer la pomulitis ó pérdida del pómulo, y que para triunfar no hace falta tener cerebro, basta con tener pomulosis crónica ó pómulo excesivo, para lo cuál no dudan en sacarse la cuatro muelas del juicio o quitarse las bolas de bichat.

Su metabolismo sólo procesa comida basura y la cerveza y para aumentar su autoestima no dudan en someterse a los grandes suplicios de la cirugía estética, desde el despellejamiento en vivo, hasta el tratamiento con hilos y la depilación por láser.


“Cohete a Nancylandia”, recuerda a las inimitables New York Dolls y su “Jet boy”, pasado por una turmix. Sonido supersónico y toque de nostalgia del glam de los 70.
Las Nancys atraviesan la galaxia en un cohete: bueno para escucharlo, pero mucho mejor para verlo.

“Marina D´or”, es cumbia y regeaton a partes iguales, nunca el cha-cha-cha había sonado tan killer.

“Disco Nancy”, disco queen, sonido Philadelfia, Studio 54, funky town y boogie down, lentejuelas, plataformas y escarcha en la cara, apta para resucitar a Franco y la Lola Flores.

“Peluquitas”, guitarras a toda pastilla y la voz de la Nancy que te envuelve y embelesa con ese je ne se qua de pionera del sadomasoquismo más irreverente.

“Sangre en la boutique”, tema desgarrado y espiritual que te lleva a cuestionarte el por qué de tu futuro, el tal vez de tus peinados. Sangre en la rue Canvon, sangre en Chanel, en la boutique del Kaiser, en la boutique de Kart Lagerfeld.

“Ahora o nunca”, música ambiental compuesta por la Nancy en un hotel de Saigón con la media de nylon de la Nancy O, dando vueltas, colgada de un ventilador.

“Burlesqueada”, marcha militar para travestís y vedettes desfilando con la cabra de la Legión arrastradas de los pelos por el suelo, a ritmo del “rey del glam”.

“Un final feliz”, a los chicos de la armada les encanta esta canción porque a ellas se les ve las piernas y son carne de cañón.

“Nancy O y Nancy Reagan se lo cuentan todo”, otro tema que nos devuelve a la época del “Diamond Dogs” con el teléfono de banda sonora y los cotilleos de las unas y las otras en la noche de Valpurgis.

“Soy tu enemigo”, tema dedicado a una buena amiga con todo cariño y respeto, sin querer llegar a más que tirarla de los pelos.

“Ya lo sé, y no me importa”, con este tema se pone el broche de oro al cuarto y mejor disco de Las Nancys, grabado entre sesiones de peluquería y manicura, de corsetería, joyería y bisutería.

¡Este es su momento!, ¡Ahora o nunca!

Su website: www.nancysrubias.com

Ahora mismo no tenemos conciertos de Nancys Rubias.

"Amigas" Warner 2013
"Ahora o nunca" Warner 2011
"Una cita con Nancys Rubias" Warner 2009
"Gabba Gabba Nancy" Dro 2007
"Nancys Rubias" Dro 2005

AVISO COOKIES. Esta web spanishbombs.com utiliza los servicios de Spotifiy, Deezer y YouTube para mostrarle audio y video. Estos servicios utilizan cookies propias y de terceros como parte de su funcionamiento que pueden recopilar datos. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies. ¿Da su consentimiento al uso de cookies en este sitio web?